La caricatura política como fuente de investigación en tiempos de pandemia

The political cartoon as a source of research in times of pandemic

Resumen:La investigación en el campo comunicacional ofrece una dispersión de fuentes que por su carácter documental, audiovisual o iconográfica resultan de dificil acceso y complejidad para los estudiantes universitarios. El uso de fuentes primarias como la caricatura constituye un recurso de acercamiento a la memoria histórica desde la crítica social periodística. Precisamente, en el contexto de este debate metodológico, el presente artículo tiene como objetivo fundamental analizar el valor de la caricatura política durante el período actual de crisis sanitaria como una fuente para el estudio de los estados de opinión, formación de identidades e imaginarios políticos. Desde el punto de vista metodológico, además del análisis bibliográfico, se desarrolló un enfoque cualitativo y se utilizó un análisis crítico multimodal de la caricatura para desentrañar el mensaje del caricaturista y los discursos que se generan a partir de su acto comunicativo. Complementariamente se hicieron necesarios los métodos teóricos de inducción, deducción y lógico-histórico para precisar diversos aspectos de cada una de las caricaturas de los periódicos analizados. Los resultados permitieron evaluar la necesidad de incorporar en las investigaciones periodísticas el uso de fuentes primarias como las caricaturas para profundizar en las técnicas e instrumentos desde una visión cualitativa. Igualmente, se puede evidenciar la preferencia de las caricaturas analizadas por resaltar problemáticas relacionadas con el Estado y sus reflejos en la corrupción, la precariedad del sistema de salud y la cuestionable gestión de autoridades municipales o estatales.

Palabras claves: Periodismo, fuentes primarias, investigación, caricatura, pandemia.

Abstract

Research in the communicational field offers a dispersion of sources that, due to their documentary, audiovisual or iconographic nature, are difficult to access and complex for university students. The use of primary sources such as caricature constitutes a resource for approaching historical memory from journalistic social criticism. Precisely, in the context of this methodological debate, the main objective of this article is to analyze the value of the political cartoon during the current period of health crisis as a source for the study of states of opinion, identity formation and political imaginary. From the methodological point of view, in addition to the bibliographic analysis, a qualitative approach was developed and a multimodal critical analysis of the cartoon was used to unravel the message of the cartoonist and the discourses that are generated from his communicative act. In addition, the theoretical methods of induction, deduction and logical-historical were necessary to specify various aspects of each of the caricatures of the analyzed newspapers. The results allowed evaluating the need to incorporate in journalistic investigations the use of primary sources such as cartoons to deepen the techniques and instruments from a qualitative perspective. Likewise, the preference of the analyzed cartoons for highlighting problems related to the State and their reflections on corruption, the precariousness of the health system and the management of questionable municipal or state authorities can be evidenced.

Keywords: Journalism, primary sources, investigation, cartoon, pandemic.

Introducción

Durante siglos las imágenes han acompañado la vida de los hombres como reflejo y expresión de sucesos, sentimientos, situaciones o imaginarios. El significado y el significante que acompañan los mensajes derivados de imágenes pueden tener múltiples interpretaciones y son parte del espíritu de una época. En este sentido, desde el campo comunicacional, una estrategia de comunicación y de expresión fundamental del quehacer periodístico de opinión ha sido el uso de las caricaturas, que, como forma de expresión gráfica, se caracterizan por su intención crítica o de sátira de un individuo, grupo o sociedad. A pesar de las potencialidades que tienen las caricaturas para la investigación periodística como fuente primaria, son escasos los estudios en el ámbito ecuatoriano, la sistematización de la utilidad de esta tipología de información sigue siendo una línea investigativa de enorme potencial.

Frente a esta realidad, el presente estudio tiene como objetivo fundamental analizar el valor de la caricatura política como fuente para el estudio de los estados de opinión, formación de identidades, e imaginarios políticos. En particular, la caricatura permite distinguir aspectos de las sociedades que usualmente no son perceptibles a través de otras fuentes, y en su diversidad y conflictos se ve cómo se determinan y modifican las relaciones sociales (Villaveces y Rodríguez, 2015). La caricatura como discurso verbal e icónico comunica inquietudes y necesidades y es parte de un proceso de representación social que requiere de análisis complejos en el marco de un contexto social y a veces también incluso temporal muy preciso, en que el momento de un personaje y acontecimiento pueden tener diversas lecturas en cada país y temporalidad (Van Dijk, 2001).

Desde el punto de vista teórico, en América Latina podemos encontrar diversos trabajos sobre la caricatura, como los de Acevedo (2000), Abreu (2001), Rivera (2005) y Dettleff y Olivera (2008), entre otros. En general, estos estudios se concentran en la capacidad de los dibujos para reflejar situaciones específicas de la vida política de un país, sus personajes, sus tensiones, los debates y la opinión que esto genera en la gente común. Aunque en el caso ecuatoriano no se ha sistematizado la historia de la caricatura con profundidad, existe una tradición en este sentido que ofrece un recurso valedero como fuente primaria de investigación para conocer el pasado y el presente (Camacho y Almeida, 2017). En la particularidad de la historia ecuatoriana, las caricaturas tomaron vida en panfletos, volantes u otros medios impresos que paulatinamente manifestaron una postura política como una nueva forma para denunciar varios acontecimientos coyunturales que afectaban a los ciudadanos. La propia dinámica transformadora de los medios de comunicación con la irrupción de la internet, las redes sociales y el mundo digital, han colocado en un nuevo escenario el impacto de las editoriales sobre las audiencias.

El marcado carácter político de las caricaturas desarrolladas en Ecuador y analizadas posteriormente en este artículo, obligan en consecuencia a aplicar como base los criterios de Rodrigo (2006) que afirma que la caricatura política es un género inscrito en la sección editorial y de opinión de un periódico, donde el caricaturista hace un comentario crítico o satírico sobre un acontecimiento, problema social o personaje, siempre con un toque humorístico que haga al lector reír pero al mismo tiempo reflexionar. No obstante el humor pasa a segundo plano siendo la crítica la principal característica que busca moralizar al lector.

En el marco de estos cuestionamientos a lo político, la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 generó momentos de tensión en el país durante la primera mitad del año y la percepción de los acontecimientos y el papel del Estado se vio reflejada en muchas carituras. Bravo Mancero, Larrea Naranjo y Ruales Parreño (2020) han estudiado el tratamiento del caricaturista Bonil, en el diario El Universo. Este estudio identificó un número de viñetas publicadas entre enero y abril del año 2020; los hallazgos visibilizaron que, en los contenidos se prevalecieron los temas de salud, sociedad y tecnología. La iconicidad y lo verbal, construyeron metáforas visuales, para explicarlas consecuencias del virus, así como los escenarios de poder, dominación y desigualdad. Los imaginarios sociales y la memoria histórica ecuatoriana tendrá que mirar al pasado cuando esta etapa compleja sea superada, y sin dudas las caricaturas serán una de las fuentes más valiosas para comprender las diversas expresiones de la crisis.

Materiales y métodos

Desde el punto de vista metodológico ha primado un enfoque cualitativo, además del análisis bibliográfico. Para el desarrollo del trabajo se utilizó el Análisis Crítico Multimodal (ACM) de la caricatura para desentrañar el mensaje del caricaturista y los discursos que se generan a partir de su acto comunicativo. La multimodalidad propone un enfoque sobre el discurso no como un objeto aislado de estudio, sino como parte de un proceso que abarca todo el acto comunicativo, desde su origen hasta las condiciones materiales y técnicas de su distribución (Acevedo, 2000).

Complementariamente se hicieron necesarios los métodos teóricos de análisis-síntesis y lógico-histórico para precisar diversos aspectos de cada una de las caricaturas de los diarios seleccionados. Parte de la metodología utilizada ha sido el empleo de la semiótica para el análisis de cada una de las caricaturas, en lo referente al significado y significante con una visión estructuralista que analiza los procesos de sentido del discurso, cuestionando el lugar desde donde se habla. Esta mirada permite articular varias acciones que van desde la descripción simple de lo que se observa, análisis del contenido y lenguaje visual y relación de lo representado con su ámbito histórico. Por las particularidades de la extensión de este tipo de trabajo se utilizó una muestra intencional por su contenido político, de cinco caricaturas publicadas digitalmente en el mes de abril en los diarios ecuatorianos El Telegráfo, Diario Correo, El Mercurio, La red de Prensa Popular RPP-E, así como Las dos orillas de Colombia.

Resultados y Discusión

Las imágenes de caricaturas seleccionadas no constituyen expresión reducida de las temáticas que pueden observarse en diferentes diarios ecuatorianos, al contrario, es solo una pequeña muestra que puede ayudar al debate sobre la utilidad y la multiplicidad de aspectos que pueden investigarse.

En la figura 1, una caricatura de Alexro (Las dos orillas) refleja una crítica directa al Presidente Lenin Moreno por su manejo de la crisis en esa etapa tan convulsa. De forma satírica se muestra un cuestionamiento a las decisiones políticas que en ese momento se tomaron respecto al pago de la deuda externa y la escasa previsión y compromiso político con el financimiento del sector de la salud.

Figura 1. Crisis en Ecuador

Fuente: https://www.las2orillas.co/caricatura-crisis-en-ecuador/

En la figura 2, el caricaturista Nico (El Telegráfo) utiliza como centro de atención de su crítica a la gestión de los alcaldes de las dos ciudades más importantes del país. En este sentido, la gestión estratégica sanitaria en Quito y Guayaquil durante los primeros meses fue caótica y la utilización de la semaforización así como el uso de las fuerzas militares se hizo presente. La improvisación de medidas quedan reflejados como una especie de tablero de juego.

Figura 2. Estrategas sanitarios.

Fuente: https://twitter.com/el_telegrafo/status/1255127126744764416

En la figura 3 observamos otro foco de atención y crítica política que en los primeros meses de la pandemia deslegitimó a las instituciones del Estado y que giró en torno al número de contagiados. En esta ocasión, la caricatura de Moscoso (Diario Correo) representa las múltiples contradicciones en los números que se presentaban diariamente como reflejo de la crisis existente al interior del Ministerio de Salud Pública y que culminó con una inestabilidad en la atención de pacientes y la corrupción de insumos médicos.

Figura 3. Estadísticas de contagiados

Fuente: https://twitter.com/diariocorreoweb/status/1255834295672995840

La figura 4 representa una caricatura de Kafa (El Mercurio) y se concentra en la imagen desacreditada de un asambleísta, cuestionando el papel protagónico que debió asumir en ese momento crítico la Asamblea Nacional. La corrupción, reflejada en el propio texto relacionada con el cobro de dinero por favores políticos o la mentira asociada a la nariz del personaje de Pinocho, son elementos de censura y crítica de este órgano político de la nación.

Figura 4 . Anticoronavirus en la Asamblea

Fuente: https://ww2.elmercurio.com.ec/2020/02/27/preparados/

En la figura 5, se incorpora al debate la situación de la educación infantil en tiempos de pandemia. El caricaturista Salomón (La red de Prensa Popular RPP-E) introduce en el debate un tema trascendental para el país sobre la educación, las brechas digitales, los cinturones de pobreza, las desigualdades sociales y las complejidades de muchas familias que sus hijos no han podido continuar sus estudios. Este tema también se relaciona con la posición del gobierno que en este contexto ha realizado muchos recortes en el sector público que han provocado que no exista una mayor disponibilidad de docentes al servicio de los más necesitados.

Figura 5. La educación en tiempos de pandemia.

Fuente: https://twitter.com/rpp_ec/status/1253110277165506561

La mayoría de las caricaturas analizadas asumen criterios que se mueven mayoritariamente en torno al papel del Estado y los aspectos que la política debe asumir. Las personalidades, hechos o aspectos caricaturizados dan cuenta de una personalización y personificación de los hechos (Tillier, 2005), a partir de los cuales situaciones de suma complejidad, decisiones y acciones de un gobierno, recaen bajo la responsabilidad que la caricatura ironiza en rostros y cuerpos que sintetizan el espíritu de una época. La intención política e ideológica de las caricaturas seleccionadas recurre a la persuasión de las audiencias mientras hacen reír y pensar, es una de las estrategias que saltan a la vista, máxime si se trata de imágenes de políticos, de gobiernos en crisis o problemáticas sociales y económicas.

Conclusiones

Los procesos de perfeccionamiento de la investigación comunicacional deben romper con el facilismo del trabajo con fuentes bibliográficas obtenidas de internet. En el caso del campo del conocimiento de las ciencias de la comunicación urge trascender los análisis de los contenidos derivados de medios de comunicación como la televisión, radio o prensa escrita para que de forma paulatina se incorporen estrategias y fuentes de información primarias.

La investigación sobre nuestro pasado y las diversas formas de hacer periodismo encuentran en la caricatura y sus mensajes un vehículo propicio para revisitar el pasado de una profesión que juega un papel significativo en la crítica social.

En este sentido, el rescate de la caricatura como fuente de investigación periodística es un excelente vehículo para trasladar el mensaje del comunicador al receptor y producir en él la reacción que completa el ciclo de la comunicación. Es asimismo, un recurso pedagógico para la futura comprensión de temas complejos y entender la política de una nación.

Referencias

Abreu, S. (junio de 2001). Periodismo iconográfico. Clasificaciones sobre la caricatura Revista Latina de Comunicación Social, 42. http://www.revistalatinacs.org/2001/latina42jun/43cabreu9.htm

Acevedo, D. (2003). La caricatura editorial una fuente para la investigación de la historia de los imaginarios políticos: reflexiones metodológicas. Historia y sociedad, 9, 151-174. https://revistas.unal. edu.co/index.php/hisysoc/article/ viewFile/23222/23980

Bravo Mancero J, Larrea Naranjo C y R Ruales Parreño (2020). Tratamiento del Covid-19, Ecuador mediante el humor periodístico. Braz. J. Hea. Rev., Curitiba, 3, (2), 3523-3541

Bedoya, M. E. (2007). Los espacios perturbadores del humor. Revistas Arte y Caricatura 1918-1930. https://www.academia.edu/31793146/Los_espacios_perturbadores_del_ humor_revistas_arte_y_caricatura_en_ Ecuador_1918-1932_.pdf

Camacho, A. y Almeida, D. (noviembre de 2017). Los usos de la caricatura como fuente de investigación en el ámbito periodístico. YACHANA, Revista Científica, Edición Especial, 6(2), 119-126.

Chabanne, T. (2012). Bertrand Tillier. A la charge!: la caricature en France de 1789 à 2000. Critique d’art, 27, 1-2.

De la Torre, A. (1990). La caricatura en Ecuador. En Flacso-Ciespal (Eds.), Caricatura, (pp. 119-128).

Dettleff, J. y Olivera, L. (2008). Caricatura, comunicación política y candidatos: Perú 2006. Miedos, reacciones y estrategias frente al “outsider”. IX Congreso Latinoamericano de Investigadores de la Comunicación. México. https://es.scribd.com/document/٣١٢٤٠١٦٢١/Caricaturaen-Proceso-Electoral

Infante, C. (2008). Poder, tensión y caricatura. Una aproximación a la teoría del humor. Dialogía: revista de limgüística, literatura y cultura, 3, 245-272.

Rivera, R. (2006). Caricatura en el Perú, el período clásico (1904-1931). Lima, Perú: Universidad de San Martín de Porres.

Rodrigo, I. (2006). La caricatura y el texto satírico-político. Representación Mediática y Crisis de Representación Política: La caricatura y el texto satíricopolítico frente al discurso de lo injurioso en el contexto político. Quito, Ecuador: Universidad Andina Simón Bolívar.

Van Dijk, T. (marzo de 2000). El discurso como interacción en sociedad. En T. Van Dijk (Comp.) El discurso como interacción en sociedad. Estudios sobre el discurso II. Una introducción multidisciplinaria. 19-66. https://libroschorcha.files.wordpress.com/2017/12/el-discursocomo-interaccic3b3n-social-teun-vandijk.pdf

Villaveces, M. y Rodríguez, P. (1 semestre, 2015). El imaginario de la crisis: caricatura económica en Colombia en la época de la Gran Depresión. Tiempo&economía, 2(1), 89-110. https://revistas.utadeo.edu.co/index.php/TyE/ article/view/1007/1076